sábado, 18 de junio de 2011

La Luz

Existen diversos tipos de energía: térmica, mecánica, electrostática y electromagnética. La electricidad es debida a los electrones, que estando libres en el enlace metálico, pueden propagar a través de los conductores esta energía. La energía eléctrica se transforma en los receptores en otro tipo de energía (calorífica, motriz, etc.). El calor es otra fuente de energía que se transmite por conducción, convección y radiación. También necesita de un elemento transmisor, como pueden ser los mismos electrones del enlace metálico, o bien a través del aire. Es una fuente energética ampliamente explotada en la actualidad. La energía mecánica por ejemplo, obliga a un cuerpo a ponerse en movimiento, transformando la energía mecánica suministrada en energía cinética, energía que lleva consigo y que comunica a otros cuerpos si chocan contra él. Las ondas mecánicas necesitan para su propagación de un medio material elástico, y son ondas longitudinales porque en ellas coincide la vibración de las partículas con la dirección de la propagación, unos ejemplos de las mismas lo constituyen las vibraciones de un muelle o la transmisión del sonido. En el caso del muelle se propagan en una sola dimensión, mientras que en el caso del sonido se propagan en sus tres dimensiones.

Finalmente la luz, es una radiación electromagnética de carácter dual (se transporta por medio de ondas y de corpusculos), que irradia energía a una velocidad característica de 300.0000 km/s. Las ondas electromagnéticas propagan esta energía producida por las oscilaciones de campos eléctricos, magnéticos, o radiaciones solares, sin necesidad de un medio material de propagación, incluso a través del vacío.

Existe por tanto, un conjunto muy amplio de fenómenos físicos, eléctricos y electromagnéticos, entre los que se incluyen la electricidad, el sonido, la luz, las ondas hertzianas, los rayos ultravioleta, rayos X o Rayos Gamma. Todos estos fenómenos pueden representarse aproximadamente mediante el estudio de las ondas sinusoidales, ya que la mayoría de ellos se propagan siguiendo esta ondulación periódica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada